LOS PACTOS SUCESORIOS EN VIDA NO TRIBUTARÁN COMO GANANCIA PATRIMONIAL EN EL IRPF DEL DONANTE.

LOS PACTOS SUCESORIOS EN VIDA NO TRIBUTARÁN COMO GANANCIA PATRIMONIAL EN EL IRPF DEL DONANTE.

Hasta la fecha las donaciones por pactos sucesorios, tributaban en el IRPF del donante como ganancia patrimonial.

                En estos últimos años los pactos sucesorios en vida se habían multiplicado debido a los beneficios fiscales que estos comportaban, aunque muchos de ellos se veían truncados debido a la fuerte carga fiscal que estos comportaban en el IRPF del donante.

                Una reciente Sentencia del Tribunal Supremo,  reconoce que los pactos sucesorios entre vivos NO tributarán en el IRPF del donante como ganancia patrimonial.

                La Administración sostenía que este tipo de operaciones  “no supone una transmisión mortis causa” y alega que se produce una “transmisión lucrativa”.

                Sin embargo, el  Supremo se remite a la “correcta” interpretación que hace de esta figura el Tribunal Superior de Justicia de Galicia que “No estamos ante dos negocios, uno intervivos y otro mortis causa, sino ante un solo negocio en el que existe una única voluntad y finalidad común”. Por ello concluye que no procede “descomponer su contenido económico para, desvirtuando su naturaleza jurídica y su funcionalidad, otorgarle un tratamiento tributario en función del impuesto a aplicar”.

                La sentencia establece que la “apartación gallega” es un pacto sucesorio y que su tratamiento fiscal es el que se deriva de esta condición. Y concluye, como pacto sucesorio, es una transmisión lucrativa por causa de muerte del contribuyente, comprendida dentro del artículo 33.3.b) de la normativa del IRPF, que el legislador no ha excluido “por su expresa voluntad de haber querido comprenderlo en la inexistencia de ganancia o pérdida patrimonial”

                Esta sentencia beneficiaria a todas las comunidades con Derecho Civil Propio, entre las que se encuentra Baleares, entre otras como Galicia, País Vasco, Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana y Aragón.

                El devengo de dichos pactos sucesorios se anticipa al fallecimiento del causante, se liquidan por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y por tanto no procederá la tributación en el IRPF según Sentencia del Tribunal Supremo.

Bárbara Tomás

 Fiscontrol Assessors

  • Compartir en:

Comentarios

No hay comentarios.

Envie su comentario

Entrada anterior

Siguiente entrada

Entradas similares

Encuéntranos en

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Categorías

Archivos