IMPUESTO SOBRE ESTANCIAS TURÍSTICAS

IMPUESTO SOBRE ESTANCIAS TURÍSTICAS

A partir de mañana,  1 de julio,  entra en vigor en las Illes Balears, el IMPUESTO SOBRE ESTANCIAS TURÍSTICAS, lo que supondrá para cualquier entidad o persona que explote un establecimiento turístico (hoteles, aparthoteles, apartamentos turísticos, viviendas, etc.),  la obligación de recaudar este impuesto a los turistas que se alojen en sus establecimientos para posteriormente ingresarlo, como sustituto del obligado tributario, en la Agencia Tributaria de las Illes Balears (ATIB)

Dicho tributo se debe cobrar a cada turista en función de la categoría que tenga su establecimiento, variando el mismo entre 0,50 y 2 euros por persona y día. Cabe remarcar que si el servicio de hospedaje que se factura al turista está sujeto a IVA, el cobro de este tributo también está sujeto a IVA, por lo tanto, al mismo hay que añadirle el 10% de IVA

El pago a la ATIB del tributo recaudado se puede hacer mediante dos modalidades:

·         Por estimación directa: se ingresa exactamente lo recaudado del turista.

 En esta modalidad se exige el cumplimiento de una serie de formalidades como son la llevanza de un libro registro de declaraciones recibidas, de un libro de justificantes de pago emitidos, presentación declaraciones trimestrales del tributo, etc.

 

·         Por estimación objetiva (módulos): se recauda lo que corresponda por la categoría del establecimiento y se ingresa un importe que se determina mediante la aplicación de los métodos e índices que se contienen en el reglamento del tributo.

Esta modalidad será la que por defecto se aplique, se puede renunciar a la misma, pasando a la modalidad directa con la obligación de permanecer en ella 2 ejercicios.

Para proceder a darse de alta en el censo de la ATIB, durante el mes de julio de 2016 se deberá presentar telemáticamente la declaración censal de alta, modelo 017 en el cual se deben comunicar, entre otros, los datos correspondiente a cada establecimiento turístico como son: categoría, número de plazas autorizadas, período de apertura, referencia catastral del inmueble, código de establecimiento, etc.

                En el caso de que se tenga una vivienda para explotar  turísticamente, también existe la obligación de recaudar el impuesto e ingresarlo. Para estos casos, es independiente de que cuente o no con un permiso de Turismo, entendiendo la Agencia Tributaria que son viviendas vacacionales aquellas en las que se cumpla al menos uno de los siguientes requisitos:

·         Que se presten servicios propios de una empresa turística de alojamiento al igual que los servicios realizados por un hotel o un apartamento turístico.

·         Que la vivienda se promocione a través de un canal de comercialización turística (agencias de viaje, centrales de reserva, páginas web, plataformas P2P, agencias inmobiliarias, etc.) y la duración del arrendamiento sea inferior a 2 meses.

La Administración tributaria presumirá que existe un alquiler vacacional cuando el período de alquiler sea inferior a 2 meses y será el contribuyente quien deberá demostrar lo contrario mediante la prueba de que se trata de un alquiler sujeto a la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos), y que se ha depositado la fianza correspondiente en el IBAVI.

Pamela Palacios Abufon

Responsable Departamento Sociedades

 Fiscontrol Assessors

  • Compartir en:

Comentarios

No hay comentarios.

Envie su comentario

Entrada anterior

Siguiente entrada

Entradas similares

Encuéntranos en

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Categorías

Archivos