DIETAS EXCEPTUADAS DE GRAVAMEN. Carga de la prueba. Unificación de criterio. TEAC 6-11-18.

DIETAS EXCEPTUADAS DE GRAVAMEN. Carga de la prueba. Unificación de criterio. TEAC 6-11-18.

En relación a si la carga de la prueba de exoneración de tributación de las retribuciones que han sido declaradas por el pagador como dietas exceptuadas de gravamen corresponde a éste último o al perceptor, el TEAC en unificación de criterio, dice:

1.- La Administración puede comprobar al perceptor de las retribuciones percibidas en concepto de gastos de viaje exentas, que hayan  sido declaradas por el pagador.

2.- La carga de la prueba corresponde al pagador respecto de los gastos de locomoción mediante uso de vehículo privado, así como los gastos de manutención puesto que es el pagador que tiene que justificar día y lugar del  desplazamiento así como el motivo del mismo. Estos quedan exonerados de gravamen ya que se debe a la actividad de la empresa.

También el perceptor puede aportar voluntariamente la justificación de estos gastos, si los tiene.

3.- Corresponde al perceptor de las dietas la carga de la prueba respecto de los gastos de locomoción en caso de haberse utilizado un medio público de transporte así como los de estancia (con la  salvedad de los conductores de vehículos de transporte de mercancías ya que estos están a su nombre. Que no excedan de las cantidades diarias señaladas en la norma.

En el mismo sentido respecto de los gastos de aparcamiento o peaje en caso de vehículo privado.

La entidad pagadora tendrá que acreditar la vinculación de los gastos con su actividad económica.

Si el perceptor no acredita estos gastos en el procedimiento de comprobación o si la empresa reconoce la exoneración de los mismos mediante el certificado de retribuciones y retenciones sobre el trabajo personal o en el modelo 190 presentado, con cuyos datos le imputa la Administración, y con cuyos datos discrepa  el principio de disponibilidad de la prueba y facilidad probatoria, impide  a la Administración hacer tributar sin más tales cantidades en el IRPF del perceptor, sin antes intentar obtener del pagador la documentación precisa mediante requerimiento.

4.- Si la Administración  acredita con el perceptor la relación de éste con el pagador y que le permite acceso pleno a las pruebas para  justificar la exoneración entonces podrá dirigirse                   exclusivamente al perceptor para recabar pruebas, sin obligación de requerir al pagador.

  • Compartir en:

Comentarios

No hay comentarios.

Envie su comentario

Entrada anterior

Siguiente entrada

Entradas similares

Encuéntranos en

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Categorías

Archivos