Autoconsumo de bienes (LIVA art.9.1º)

Autoconsumo de bienes  (LIVA art.9.1º)

Se califican como entregas de bienes a título oneroso los autoconsumos. Con ello se trata de evitar consumos privilegiados, sin pago del IVA (autoconsumo externo) o el ejercicio de deducciones que no corresponden a la utilización real de los bienes (autoconsumo interno).

El autoconsumo externo trasciende a la unidad económica productiva, por cuanto tiene lugar cuando los bienes o servicios «salen» fuera del patrimonio empresarial o profesional, sin contraprestación alguna: por transferencia gratuita a terceros o por transferencia al patrimonio o consumo particular del sujeto pasivo.

El autoconsumo interno no trasciende al exterior de la unidad económica. Se produce:

a)  Cuando determinados bienes, sin «salir» del patrimonio empresarial o profesional, se afectan, dentro de él, a una actividad o a un sector de actividad, en la que se atribuye un derecho a la deducción de las cuotas soportadas diferente al correspondiente a la actividad a la que inicialmente se afectó el bien adquirido.

b)  Cuando el bien que forma parte del circulante de la empresa cambia su afectación para ser utilizado en la misma como bien de inversión, salvo en el caso en que al sujeto pasivo se le hubiera atribuido el derecho a deducir íntegramente las cuotas del IVA que hubiese soportado en el caso de adquirir a terceros bienes de idéntica naturaleza.

El autoconsumo externo se sujeta a tributación tanto en el caso de bienes como en el de servicios. En el autoconsumo interno, solo se sujeta a tributación el de bienes, no el de servicios. Por otra parte, hay que tener en cuenta que, para evitar sobreimposiciones, determinados autoconsumos se declaran no sujetos al IVA.

Las diferentes clases de autoconsumos de bienes son las siguientes:

a) Las transferencias  de bienes del patrimonio empresarial al patrimonio personal del sujeto pasivo o a su consumo particular.

b) Las transferencias de bienes  que integran el patrimonio empresarial o profesional, efectuadas sin contraprestación. Los regalos o donaciones a terceros.

c) Los cambios de afectación de bienes corporales de un sector a otro diferenciado de la actividad empresarial o profesional.
El gravamen de estas operaciones se justifica por la diferencia de porcentaje de deducción que se aplica en cada sector diferenciado .Así, el cambio de afectación de un bien del sector diferenciado A (prorrata 80%) al B (prorrata 20%), debe gravarse para que la cuota deducida finalmente por el empresario sea solo del 20% de la soportada en la adquisición.

d)  La afectación o el cambio de afectación de bienes producidos, construidos, extraídos, transformados, adquiridos o importados en el ejercicio de la actividad empresarial o profesional del sujeto pasivo para su utilización como bienes de inversión. Se trata, en definitiva, de bienes de circulante que se afectan como bienes de inversión (p.e., adquisición de un inmueble para su venta, que posteriormente se destina al arrendamiento de viviendas o locales).

Ejemplos:

1) Fabricante de cortinas y visillos que durante el año N compró una casa para su residencia habitual, traspasando a tal efecto a dicha residencia varios juegos de cortinas y visillos valorados en 1.500 €. Dicho fabricante minoró el importe correspondiente a dichos bienes en su cuenta de existencias, sin haber ingresado cantidad alguna en la cuenta corriente de la empresa.

Esta operación es un autoconsumo de bienes, operación asimilada a una entrega de bienes a título oneroso. El fabricante traspasa, sin contraprestación alguna, bienes (cortinas y visillos) de un patrimonio empresarial a su patrimonio personal.

2) Un fabricante de prendas de vestir, con motivo de la boda de un hijo, ha confeccionado tanto el traje del novio como el de la madrina (su mujer) y el suyo propio. Dichos trajes han sido valorados en 3.000 €, habiéndose dado de baja en la cuenta de existencias de la empresa, sin ingresar cantidad alguna en la tesorería de la empresa.

Se trata de un autoconsumo de bienes, por ser una transferencia, sin contraprestación, de un bien del patrimonio empresarial al consumo particular del sujeto pasivo (traje para el fabricante). En relación con los trajes del hijo y la mujer, también son autoconsumos de bienes.

Clara Gelabert

Asesora Fiscal

Fiscontrol Assessors

  • Compartir en:

Comentarios

No hay comentarios.

Envie su comentario

Entrada anterior

Entradas similares

Encuéntranos en

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Categorías

Archivos