El tercer sector en la economía, las entidades sin fines lucrativos

El tercer sector en la economía, las entidades sin fines lucrativos

Como cada vez hay más personas interesadas en conocer qué tipo de contabilidad deben llevar estas asociaciones y entidades, por su gran expansión, tanto por las cifras que alcanzan en el producto interior bruto, como por generar empleo, vamos a dar unas breves nociones sobre ellas.

¿Qué son las entidades sin fines lucrativos (ENL)?

Son personas jurídicas cuyo objeto social no es la consecución de un beneficio económico, sino que su fin será la realización de actividades benéficas y sociales en beneficio de sus asociados, de terceras personas o, de la sociedad en general. Se exige que se destine a dicho fin al menos el 70% de sus ingresos. Este tipo de entidades se financian a través de ayudas y donaciones recibidas tanto de personas físicas como de instituciones y empresas.

Desde un punto de vista jurídico  pueden ser  asociación, fundaciones, organizaciones no gubernamentales y federaciones.

 

Sus obligaciones fiscales

Como cualquier persona jurídica con actividad, estas asociaciones y entidades estarán sujetas a impuestos como el IBI, impuestos de circulación, ITP y AJD. Del l IAE gozan de exención los dos primero años y de forma permanente si no superan un millón de euros en su cifra de negocios.

Con respecto al IVA están sujetas lo que hay una gran variedad de sus rentas  exentas para más información consultar  artículo 20.1 de la Ley 37/1992.

 Con carácter general todas las asociaciones y entidades sin ánimo de lucro están sujetas al impuesto de sociedades aunque es cierto que podrán beneficiarse de una exención parcial. Al estar sujetas al I.S. y atendiendo al artículo 124 de la LIS deberán presentar la autoliquidación del impuesto de sociedades (modelo 200), esto hace que tengan la obligación de llevar una contabilidad adaptada a los requisitos mercantiles. No obstante, el apartado 3 de dicho artículo exime de la presentación del impuesto a aquellos contribuyentes que cumplan los siguientes requisitos:

1-    Que sus ingresos totales no superen 75.000 euros anuales.

2-    Que los ingresos correspondientes a rentas no exentas no superen 2.000 euros anuales.

3-    Que todas las rentas no exentas que obtengan estén sometidas a retención.

Las rentas  exentas serían: Donativos para colaborar con la sociedad, Cuotas satisfechas por los asociados, Subvenciones para actividades exentas, Rentas obtenidas en su actividad económica exenta, Rentas procedentes de transmisiones en cumplimiento de su objeto social.

Y  rentas no exentas: Alquiler de instalaciones, Ingresos por publicidad, Ingresos de premios, Ventas de lotería, Ingresos por establecimientos como un bar, Ingresos por impartir formación, Entradas para espectáculos.

La mayoría de entidades deben presentar el I.S  por el punto 2, de ahí que llegamos a la conclusión de que todas deberán llevar una contabilidad ajustada a las disposiciones mercantiles que les sirva de herramienta en la gestión de sus obligaciones fiscales. En la resolución del 26 de marzo de 2013 del ICAC, se aprobó un Plan General de Contabilidad de pequeñas y medianas entidades sin fines lucrativos (Pymesfl), en este nuevo plan se recomienda la utilización de una serie de cuentas diferenciadas y específicas para estas entidades que van a permitir adecuar el PGC a las operaciones propias de estas entidades.

En próximos post os iremos ampliando más información sobre el PGC de las ENL.

 Marga Ferragut 

Economista

Fiscontrol Assessors

  • Compartir en:

Comentarios

No hay comentarios.

Envie su comentario

Entrada anterior

Siguiente entrada

Entradas similares

Encuéntranos en

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Categorías

Archivos