SANCIONES POR FALTA DE DECLARACIÓN DE IRPF

SANCIONES POR FALTA DE DECLARACIÓN DE IRPF

El próximo 1 de julio de 2019 finaliza el plazo para presentar el modelo 100 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio 2018. En el caso de que salga un importe a pagar, el plazo para domiciliar la misma finaliza el 26 de junio.

En caso de estar obligado y no presentar la declaración de IRPF en los plazos mencionados anteriormente, el obligado tributario tiene dos posibilidades:

1.     Presentar la declaración de forma extemporánea sin requerimiento previo por parte de la Agencia tributaria, en cuyo caso sólo se le aplicará recargo, y no sanción, que variará en función del momento en que presente el modelo 100:

-         Dentro de los 3 meses siguientes a la finalización del plazo establecido, el recargo es del 10%, sin intereses de demora.

-         Entre los 6 y 12 meses siguientes al fin del período establecido: el recargo es del 15%, sin intereses de demora.

-         Una vez transcurridos 12 meses, el recargo será del 20%, más intereses de demora desde el día siguiente al término de los 12 meses hasta la presentación de la declaración.

 

1.     Presentar la declaración una vez ha sido requerido por la Agencia Tributaria, que conllevará una sanción que puede ser:

 

-         Leve (50%) si la base es inferior a 3.000€ o, siendo superior no existe ocultación.

-         Grave (50-100%) si la base es superior a 3.000€ y existe ocultación.

-         Muy grave (100-150%) si se han utilizado medios fraudulentos, o se han dejado de ingresar cantidades retenidas o ingresos a cuenta cuya cuantía supere el 50% de la base de la sanción.

Para evitar las mencionadas sanciones y recargos, cabe recordar que estarán obligados a dicha presentación los contribuyentes que obtengan:

-         Rendimientos del trabajo personal superiores a 22.000€ que procedan de un solo pagador, o en caso de proceder de varios siempre que la suma del segundo y posteriores no supere los 1.500€. Este límite se fija en 12.643€ anuales si los rendimientos proceden de varios pagadores y las cantidades percibidas por los segundos y restantes supera los 1.500€.

-         Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingresos a cuenta, con el límite conjunto de 1.600€ anuales.

-         Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas o subvenciones para adquisición de vivienda, con límite conjunto de 1.000€ anuales.

Para más información acceder a este link:

SANCIONES

María Pérez

 Fiscontrol Assessors

  • Compartir en:

Comentarios

No hay comentarios.

Envie su comentario

Entrada anterior

Siguiente entrada

Entradas similares

Encuéntranos en

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin

Categorías

Archivos